24 ene. 2016

Boliche La Esperanza



El viaje de hoy esta dedicado a Doña Norma, (mi madre), vamos a viajar en el tiempo, hacia mis raíces y llegamos hasta la casa de mis abuelos maternos,………………………. “jamás olvidemos de dónde venimos y menos hacia dónde vamos”…….


La familia Basso, formada por mi abuelo Adolfo, hijo de inmigrantes Italianos y mi abuela Ángela Vaquer, hija de inmigrantes vascos-franceses y sus dos hijas Norma (mi madre) y Quita, se hacen cargo del boliche allá por el año 1945........queda a unos 10 km de Pehuajo, en el cuartel 15.

Estos boliches (almacenes) rurales eran la continuación (para esos años 1945), de las pulperias, allá por 1810 había unas 500 pulperias en Argentina, donde el gaucho llegaba para tomar un agua ardiente y escuchar a los payadores, la mayoría atendidas por gallegos, luego continuaron en estos boliches rurales debido a que las comunicaciones y los vehiculos no eran como ahora, llegar hasta el poblado mas cercano llevaba su tiempo, así que se proveían de todo lo necesario de ellos.......





La construcción era de chapa y adobe (barro y paja), solamente en el patio había una habitación de ladrillas llamada "la carnicería"......

......adelante tenía un gran salón con mesitas de bares, donde siempre se servían bebidas a los que llegaban con sed......y un mostrador que dividía el salón en dos, de un lado el bolichero y del otro los parroquianos....

.........en esos tiempos no había heladeras para enfriar las bebidas, del lado del bolichero, tenia una bomba y pileta en la cual se ponían las botellas de bebidas y se bombeaba agua fresca y eso era "tomar un vino bien fresco"............


......uno de los entretenimientos que tenían eran el juego del sapo, (versión histórica o prehistorica de las maquinitas electrónicas, jiji)

Foto tomada de la Web...

Ademas se hacían carrera de sortija, partidos de fútbol, se jugaba a las bochas, juegos de naipes (si era por dinero, se consideraba clandestino)  y escuchar música en la vitrola (era lo que más me gustaba).  


Así se veía la vitrola Victor Talking Machine, en la cual estuchábamos música..............

....







Así esta hoy, es lo único que conservo de mis abuelos, algún día la haré restaurar lo prometo...












"Don Adolfo Basso" como todos lo llamaban..........





Doña Angela, (sentada)




Norma Basso y el turco Miguel, cuando se casaron, (son mis padres, miren que mezcla corre por mi sangre: italiana, vasco-frances, turca y mi abuela paterna Delgado española)....








La familia Basso a pleno, (la primera de la Izquierda Norma, mi madre, de las setanada la segunda mi tia Quita, los parados de la derecha mis abuelos Dona Angela y Don Adolfo, mis hermanas Edith, Graciela y otras primas segundas y por llegar mis primos hermanos Ruben, Estela y Sergio Gallardo, lo llamativo es el camión de la foto, data de 1970, ¿que marca y que modelo sera?






foto de campo, hombre de "a caballo" mi padre, las gallinas y los patos..........




Aquí las hermanas Basso (2014)....................




Fue tan famoso el boliche la esperanza, que hasta salio una nota (1978) publicada en el diario local de Pehuajó....
Gentileza del periodista-escritor Víctor H. Delgado. G.R.A.C.I.A.S




Solo quedaron de testigo los árboles, ellos deberían contarnos las historias que por allí pasaron, las personas que se enamoraron, las que se pelearon, las que se amigaron y las travesuras que hice........









Me quede con un ladrillo, de la carniceria, roído por el tiempo, foto sacada en el año 2015



Testimonios: 


Recuerda Norma Basso:

"el peor momento que pase, fue cuando llego la policía y varios clientes estaban jugando a las cartas por dinero, envolvieron todo en el mantel,me lo dieron y lo tire en el ropero de la pieza, cuando el policía quiso pasar le dije, es propiedad privada"

Recuerda Coca Serafíni:

"tengo muchos recuerdos lindos,cuando íbamos a la escuela de Fuentes pasábamos a comprar caramelos, atendían Dona Angela, Don Adolfo y la hija Norma, cuando nos faltaba mercadería en casa, iban mis padres y los sacaban de apuros, eran gente muy buena en el barrio.
Don Adolfo hacia reuniones con los radicales, mis viejos siempre iban, por lo general era a la noche y hacían asado......se jugaba al futbol, recuerdo que una vez pusieron de arquero a Juan C Miguel y le hicieron 5 goles" (es mi tio y esposo de Coca, lo maldo al frente jijiji)


Recuerda Ana Maria Giménez:

“En el boliche se reunían para jugar al sapo, a las bochas, carrera cuadrera, partido de futbol, juegos de cartas y luego se refrescaban con alguna bebida alcohólica y debido a esto había personas “mareadas” y de tanto en tanto se armaban algunas peleas entre los presentes.

Don Adolfo hacia reuniones políticas, “radicales”, íbamos todos los vecinos, (en esa época éramos muchos), tenia colgado en el salón principal una foto de  Hipólito Irigoyen.

Porota Lamatina, otra joven vecina le ayudaba a Don Adolfo hacer las restras de ajo.

Los chicos que íbamos a la escuela Fuentes, llegábamos tempranito a compraban caramelos y los varones cigarrillos sueltos, recuerdo que había una pimea (gallina chica) “clueca”, era tan mansita que no se movía ante tanto alboroto…………….en el camino se peleaban por esos cigarrillos sueltos que no alcanzaban y así los padres se enteraban de dicha travesura…


El boliche “La Esperanza”, de Don Adolfo y Angela era tan famoso que hasta el día de hoy, cuando tenemos que indicar para ir a la escuela de Fuentes, decimos "vayan hasta la esquina donde estaba el boliche de Basso”.

Gracias Ana Maria por estos hermosos recuerdos de mis abuelos.

algunos comentarios en facebook

Mari Diez Si...pasabamos enfrente cuando ivamos a la escuela nro.6. Muchos recuerdos...ahora ya no queda nada .....
Ya no me gustaResponder212 h
Mirta Miguel Contanos alguna anécdota
Mari Diez Los dueños personas muy buenas Los Basso"recuerdo a una de sus hijas Norma,era compañera de grado.
Ya no me gustaResponder111 h
Mirta Miguel Mari Diez soy una de las hijas de norma.....entra en el blog y veras también tus comentarios, jijiji gracias por tus palabras.
Me gustaResponder111 h
Virginia Salanitro pero q cosa cheee , me hicieron emocionar mirta y mari , que bueno , seguramente Mari recordara cosas de tu mami Mirta , q lindo , jajaj y yo lo recuerdo haber ido con mi viejo , yo muy chica , a tocar la guitarra , pero tengo un leve recuerdo ,





Marta Liliana Banegas siiiii..... y recuerdo anécdotas contadas por mis padres,
Ya no me gustaResponder16 h
Mirta Miguel Buen día Marta contanos, asi las pongo en el blog
Marta Liliana Banegas era el lugar de descanso de quienes viajaban a caballo, sulky, etc, hacia Pehuajó o viceversa y algunos llegaban a destino en mal estado luego de "calmar la sed" como el caso de un chacarero de Ancón que una vez vinieron a Pehuajó a vender los cueros y demás, con el "charret" cargado y en el descanso en el boliche La Esperanza se tomaron nada menos que 22 cervezas entre padre e hijo
Ya no me gustaResponder14 hEditado
Marta Liliana Banegas Si mal no recuerdo era de un señor de apellido Basso
Ya no me gustaResponder14 h





Liliana Zunino Recuerdo que pasabamos para Pehuajo con mi papa y traiamos a tus abuelos!!!!!!!
Ya no me gustaResponder112 h
Mirta Miguel Buen día Liliana Zunino, gracias en nombre de ellos, ustedes fueron unas de las familias que hemos recorrido el camino de la vida a la par, un abrazo.


Teresa Rossi si habre ido alo de doña angela hacian peñas los sabados y toda guitarreada habia un señor q no me acuerdo el nombre q tocaba el bandoneon sentado en un banco y se corria mientras tocaba era todo un shou q tiempos y cuantos años
Ya no me gustaResponder120 h
Mirta Miguel Buen día Teresa Rossi, que lindos recuerdos, espero que alguien se acuerde el nombre de ese señor
Mirta Miguel

Escribe una respuesta...
Jorge Alberto Mas Siendo yo un niño solíamos ir de paseo a lo de una señora de apellido Traverso, cuya chacra quedaba enfrente, siempre me mandaban a comprar algo, hace unos añitos de eso, claro...
Ya no me gustaResponder119 h
Mirta Miguel buen día Jorge, sí los Traverso recuerdo a esa familia "la Pocha" gracias por compartir tus recuerdo..........

Come

Mariela Salamanco Siiii, cuantos recuerdos
Ya no me gustaResponder116 h
Mirta Miguel

Escribe una respuesta...
Lucia Maria Indacochea Siii Jorge la pocha traverso.enfrente estábamos nosotros flia campo...indacochea
Ya no me gustaResponder113 h
Mirta Miguel Buen día Lucia; estaba poblada la zona, cuantas familias conocidas, gracias por aportar tantos datos.
Me gustaResponder1 min
Lucia Maria Indacochea Y yo nací ahí y tu abuela dña Ángela la atendió en el parto a mi madre.
Ya no me gustaResponder15 h
Mirta Miguel Lucia Maria Indacochea haaaaaaaaaaaaa no sabia ese dato, hasta comadre fue Doña Angela...........
Mirta Miguel

Escribe una respuesta...
Santiago Gimenez que lindos recuerdos, me acuerdo que mis vacaciones cuando terminaban las clases, iba a pasarlas a la chacra de mis tios Escandell , y mi otros tios gimenez, y me llevaban a hacer las compras al boliche la esperanza ahi nos recibia doña Angela que me recibia con unos caramelos que los tenia en un frasco de vidrio ,
Ya no me gustaResponder211 h
Mirta Miguel Buen día, en el blog esta el testimonio de Ana Gimenez, mi abuela Angela tan buenaaaaaaaaaaaaaaaaaa, siempre
Mirta Miguel

Escribe una respuesta...
Eduardo Rodriguez Siempre de chiquito gordi te comías todo jajajJa
Ya no me gustaResponder111 h
Mirta Miguel

Escribe una respuesta...
Santiago Gimenez como andas gordo motoquero,


Liliana Perez Hermoso Mirta, muy lindo y me encantaron las fotos de tus padres jovenes, me parece verlos. Muy lindos recuerdos.

Personas Comunes Buen día Liliana Perez, gracias por tus palabras, que tengas un gran día!!!


Monica Alcorta Tengo muy lindos recuerdos, dé boliche La Esperanza! !! Pasaba todos los días! iva a la escuela Fuentes! !!lastima que no quedó nada ni la escuela! !! Pero sí tengo fotos, cada tanto me pongo a mirarlas, pronto hacemos él reencuentro dé ex alumnos! !! Ya avisaremos, los esperamos! !! GRACIAS
Ya no me gustaResponder310 h
Mirta Miguel Buen día Monica Alcorta, son fotos del boliche?? pasa algunas por aquí, así las subo al blos, ya que solo tengo una, que es la que sale aquí, gracias por tus recuerdos.



Ya no me gustaResponder18 h
Marcela Lafuente Tengo pocos recuerdos propios porque me fui a los 8 años de esa zona pero puedo confirmar que pasaba por la esquina para ir a la escuela (el último año que fui iba a tercero y me llevaba "en ancas" de su caballo tordillo, Monica Alcorta). También recuerdo que tuve una compañerita que era nieta de Don Basso; y lo que más recuerdo porque hasta el día de hoy mi papá me cuenta era lo famoso que fue "El boliche de Basso"; pero Mirtu, tendrías que hacerle un reportaje a los que ahora tienen entre setenta y pico y ochenta y pico... y que sea hombre: ellos te van a contar cosas bien interesantes; cosas que muchos de los que hoy no entenderíamos la vida sin luz y sin un celu en la mano, nos darían un pantallazo de lo que fue vivir en el campo y comer galleta dura!
Abrazos amiga, te quiero mucho Emoticón heart

Ya no me gustaResponder25 hEditado
Mirta Miguel Gracias Marcela Lafuente, le vamos a preguntar a tu mamá y papá, gracias, espero que este lindo en Obera.










12 comentarios:

Genín dijo...

Un viaje a tus raices, preciosa entrada, me ha encantado, seguro que te hizo mucho bién recordar tu vida en aquellos lares. Con esa mezcla de sangre puedes hacer lo que quieras en la vida y hacerlo bien :)

Besos y salud

Común dijo...

Hola Genín, graciasssss, me siento más fuerte con tus palabras, siempre con las frases justas. Un abrazo de oso.

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por compartir esos hermosos trozos de tu biografía.

El juego del sapo yo lo había visto de muy pequeño en un bar de mi barrio, le llamaban jugar a la rana...

Gracias también por resucitarme recuerdos.

Besos.

Walter Rotela dijo...

Me encantan lugares como esos que supieron tener tus familiares. Por suerte aquí en Uruguay aún sobreviven algunos sitios como esos y, poco a poco, los voy conociendo a algunos, cuyas historias comparten gustosos sus dueños, los parroquianos que asisten y allí se gestan algunos de mis cuentos. Producto de ello son algunos de mi último libro. Por ello me gusta tu entrada, pues comparto ese gusto por estos lugares tan particulares.

Común dijo...

Buen día Toro, si ese juego fue adquiriendo distintos nombres según el país,............. El juego de la rana (en España), juego del sapo (en Perú y Ecuador), tiro al sapo (en Bolivia), 'Pukllay Sapu' en quechua o simplemente rana (en Colombia); es un juego de lanzamiento de precisión múltiple donde se intenta introducir un determinado número de fichas o discos de hierro ( "tejos" en España) o de bronce (en el Perú y Argentina) en los múltiples agujeros de la caja.....
Que bueno que traje a tu memoria dichos recuerdos, un abrazo de oso.

Común dijo...

Buen día Walter!!

Por estos lares quedan unos cuantos en pie y muy bien cuidados, tengo dos entradas de las viejas pulperias, una es "La pulperia de Miramar" y la otra "colonia nieves" allí hay una vieja casa que fue pulperia, ya estoy yendo a tu blog para ver, un gusto y un cálido abrazo de oso.

Abuela Ciber dijo...

Hermosos recuerdos de familia has compartido
Gracias
Cariños

Común dijo...

Buen día, mañana lluviosa por aquí, tus cuentos y anécdotas si que me hacen divertir........gracias por llegarte a mi blog, un abrazo de oso.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hola, Mirta:

Muy bonita remembranza, por aquí aún existen esos negocios rurales (Tiendas) y allí se consigue de todo un poco, se bebe cerveza y se juega al tejo y al sapo o rana que son juegos tradicionales.


Ya tendrás noticias sobre la idea que me dejaste en el blog.

Un abrazo y gracias por visitarme.

Común dijo...

Buen día Rafael, gracias por volver, por aquí algunos quedan en pie, ya como museos y funcionan podes ir a tomarte un vinito como lo hacían los paisanos.........pero el de mis abuelo desapareció.
Espero ansiosa, jiji Un abrazo de oso

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Buenos Días, Mirta:

Acabó de publicar en mi blog el poema que te hice para cumplir el encargo, espero te guste.

Abrazos.

Mari-Pi-R dijo...

Acabo de descubrir tu blog por medio de Rafael, me gusta y me quedo por aquí, voy a seguir leyendo un poco más para descubrirlo realmente.
Un abrazo.