23 dic. 2010

"Cuidando el Trigo"

Formamos un gran equipo de trabajo, nos levantamos cuando el sol comienza a salir de una noche corta, codo a codo en un día largo y caluroso cuidamos el trigo que en estas fiestas serán el pandulce de tu mesa......
.


.
Espiga de trigo antes de ser cosechada.....
.


.
Aquí el camión cuando es pesado por la balancera Común......
.


.
Calando el camión para ver la calidad del trigo....
.

.
El perito Bruno haciendo el análisis de la carga.....
.

.

.
El camión esta en el volquete, es elevado para que caiga todo el trigo en la rejilla......los operarios Facundo y Omar después de destrabar la puerta del acoplado...
.

.
Y el trigo quedara a nuestro cuidado hasta que los molinos harineros lo pidan para hacer la harina.....
.

.
El equipo formado por Ismael, Néstor, Diego, Bruno, Lucas, Walter, Omar, Rafael, Facundo, Miriam, Nancy, Elsa, Carlitos y Mirta (Común).
.

Ver "Zona de trigo y su cuidado" en un mapa más grande
.
Les dejo un link, donde cada cosecha de trigo comienza así, sea en Europa, en Canada, en estados Unidos o en Argentina:

"El sol pegaba con fuerza desde las diez de la mañana, tornándose insoportable a medida que avanzaba el día. En el cielo, los buitres volaban muy alto, pintando círculos invisibles sobre el lienzo azul, observando, curiosos y pacientes, a los hombres que se afanaban en la era del cortijo......."

Luego le vamos poniendo nuestras propias experiencias..

49 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Mirta:

Trabajar la tierra y producir un alimento tan vital es una bendición de Dios.

Mil gracias por tu presencia y amistad, felices Fiestas Navideñas en paz y unión familiar.

Abrazos.

Pamela dijo...

Querida amiga,

Me has emocionado profundamente, te dejo un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Que gratificante debe ser ese trabajo.

Feliz Navidad.

Besos.

La Gata Coqueta dijo...

La Nochebuena

El año se está despidiendo
para unos con alegrías
y para otros con melancolías
recordando a los ausentes
que no estarán en este día...
abrazando la Nochebuena.

Habrá mesas que serán vestidas de gala
con suculentas y variadas viandas
disputándose entre ellas
quien va a ser la primera
en ser degustada...

En otras por el contrario
serán las lágrimas sus comensales
quienes vayan abriendo la noche
cubriéndola con palabras
de triste soledad
y contenido aburrimiento...

Pero de un modo u otro
la noche continuará su paso
levantando las copas
para brindar por el pasado
el presente y un futuro
que nos aguarda saturado
de proyectos y anhelos diversos

Entre ellos que haya paz
y amor para tod@s
reinando la comprensión
y el entendimiento
a través del dialogo...

Y el más notable
en este instante...
...felicitarte la Nochebuena
y el nacimiento de Jesús.

La que te estima y escribe...

María del Carmen
23-12-10

El Gaucho Santillán dijo...

Que bueno!!

Hermoso equipo de trabajo.


Que pases unas hermosas Navidades.

Un abrazo.

Perlita dijo...

Qué bonita enseñanza nos dejas...Y una lección con cosas nuevas que yo no sabía.

Feliz navidad y año 2011 muy feliz...

Kike dijo...

Que bueno es mostrar todo esto, y que la gente que no vive en el campo sepa lo sacrificado que es el trabajo y lo poco que se paga por ello, siempre pensé que no puede ser que quien lo revende, por el solo hecho de tenerlo almacenado y fraccionarlo no puede ganar mas que quien trabaja la tierra todo el año, con los riesgos que eso tiene.

FELIZ NAVIDAD !!!!!!!!!! para vos y tus seres queridos.
Un abrazo grande.
Y gracias por recibirme y visitarme.

lisebe dijo...

Felices fiestas tesoro!!!
Que pases unos dias muy lindos en compañia con los tuyos

Y si no nos tratamos hasta el año que viene.. FELIZ ENTRADA DE AÑO NUEVO

Mil besossssssssssssssss

María dijo...

Me ha gustado mucho ver estas imágenes, cuidando el trigo.

Te deseo unas felices navidades y que en el año 2011 todos tus deseos se vean cumplidos.

Un beso.

Kaas dijo...

Me encanta el trigo!!!

En todas sus versiones, jeje.

Felice Navidad Mirta, y que el año nuevo traiga consigo mucha felicidad para ti y los tuyos.

Un abrazo.

Juan dijo...

Hola, Mirta, tantos viajes maravillosos que hemos hecho de tu mano, y de tu cámara, que ahora nos sorprendes con algo más grande aún: cuidando el trigo y elaborando el pan que alimentarán a tanta gente, de toda clase y condición, que tomarán algo tuyo, que salió de tus manos y del amor de tu corazón. Grandiosa y espléndida labor.

Deseo que pases una Feliz Navidad y que en el Año Nuevo se hagan realidad todos tus sueños y fantasías.

Un abrazo afectuoso.

Juan Antonio

JUAN dijo...

¡Cuántos recuerdos me has traido con tu cosecha del trigo!
Hace un tiempo publiqué uno de ellos en mi blog. Te lo pongo aquí, con tu permiso:
LA ERA.

El sol pegaba con fuerza desde las diez de la mañana, tornándose insoportable a medida que avanzaba el día. En el cielo, los buitres volaban muy alto, pintando círculos invisibles sobre el lienzo azul, observando, curiosos y pacientes, a los hombres que se afanaban en la era del cortijo.


En un lado, los jornaleros aventaban la paja trillada con unas horcas, confiados en que el aire la llevara un poco más lejos, mientras que una lluvia de cereal caía en el suelo y formaba una duna de grano limpio. En otra esquina, otros hombres llenaban quintales de lona con el trigo recogido


En el centro estaba mi padre. Iba montado en el trillo y tiraba de las riendas de la yunta de mulos, soportando el fuego implacable del medio día con el rostro encendido y reluciente por el sudor que descendía desde la frente y cubría las mejillas delgadas y marcadas de profundas y prematuras arrugas, como tajos verticales, causadas por el esfuerzo, el hambre y las necesidades.


El sudor se deslizaba por su cuello hasta el pecho y la espalda y llenaba de rodales húmedos la camisa blanca, mientras él arreaba a los mulos, que giraban una y otra vez sobre la mies, aplastándola hasta expulsar el grano de sus vainas.



A una docena de metros de la era se alzaba un viejo roble cargado de bellotas, habitado por algunas ruidosas y monótonas chicharras que guardaban silencio al menor movimiento bajo el árbol, a cuya sombra, sentado en el suelo sobre un saco vacío, que me servía también de cama para la siesta usando el zurrón de mi padre como almohada, yo observaba el ir y venir de los hombres.


—¡Juanito, trae el botijo! —me decía mi padre de vez en cuando.

—¡Voy, papá! —gritaba yo, cargando con el agua.



Y salía corriendo hacia él, seguido por un chucho hambriento que apareció una mañana en la era y se instaló en ella al olor de la comida. El animal me adoptó y me seguía como mi propia sombra adonde quiera que fuese.


Y luego, cuando a las dos de la tarde llegaba el burro con el caldero de garbanzos cocidos con papas y un trozo de tocino, todos los jornaleros se sentaban bajo el árbol, sacaban sus cucharas y platos de sus capachas o zurrones y daban cuenta de la comida rápidamente para poder echarse durante unos minutos la siesta antes de retomar sus labores hasta el anochecer.


Al ponerse el sol, los jornaleros que venían de muy lejos se cobijaban bajo el roble para pasar la noche sobre unos sacos, y los que vivían cerca se iban a sus casas a descansar hasta el amanecer.


También recuerdo las tardes que pasábamos en el rancho de los Panes, sentados bajo la parra, con las avispas rondando los gruesos racimos de uva moscatel que colgaban de los sarmientos cuajados de hojas verdes que, entrelazados en los alambres, formaban la techumbre del porche.


Y las serenatas con guitarras que les cantaban a mi madre y mis hermanas los chicos de La Teja, el rancho más cercano.


Al Norte, destacando en la cima de un monte, se alzaba la blanca silueta del cortijo de San Cristóbal, donde vivía D. Rafaél, el amo de las tierras. Al Este, la sierra de Ubrique, al Sur el Molino de Carvajal y detrás la sierra llamada hoy Parque Natural de los Alcornocales. Detrás de mi casa, a una legua hacia el poniente, estaba el pueblo de Algar.



Sesenta ajetreados años me separan de aquellos días, pero esas imágenes persisten, imborrables, en mi memoria. Son las más bellas de mi infancia y se quedaron grabadas a fuego en mi mente el día en que toda la familia, con ojos lagrimosos, se montó en el coche de Los Amarillos y emigró al norte.
Foto tomada por este autor del monumento dedicado por los algareños a sus emigrantes en la plaza de Algar.



Mis padres yacen juntos en una tumba del cementerio de Alfafar, un pueblo del extrarradio de Valencia donde también nacieron mis hijos.

Descansad en paz, queridos padres.

¡FELIZ NAVIDAD, MIRTA!

EL AVE PEREGRINA dijo...

Bello trabajo y hermosa cosecha, sin esfuerzos...nada se consigue...pero es gratificante ver los resultados.

Feliz Navidad!!!!

Un abrazo inmenso.

América dijo...

Me ha encantado esta entrada,lleva mas de lo que en principio parece,es amor a la tierra a lo que nos da y al trabajo en equipo.
Una feliz Nochebuena....Bien merecida!Besos.

tia elsa dijo...

Cuanto trabajo y lucha hay detrás del pan que comemos. Va todo mi respeto para la gente de campo. Besos tía Elsa.

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Le deseo unas cándidas fiestas y que renueve las ansias del seguir. Que el año venidero la encuentre cercada de sus deseos.

Felices Fiestas!

Barón Sottoflato de Buillón dijo...

Le deseo unas cándidas fiestas y que renueve las ansias del seguir. Que el año venidero la encuentre cercada de sus deseos.

Felices Fiestas!

Ricardo Miñana dijo...

En estas fechas tan entrañables, que la armonía, la paz y la felicidad entren en tu casa.
¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

Ganesha dijo...

EXCELENTE EL POST Y LA VERDAD QUE SE DEBEN SENTIR MUY ORGULLOSOS DEL LABURO QUE REALIZAN, TE(los) FELICITO

SALU2 Y LINDAS FIESTAS

Fibonacci dijo...

Me ha gustado mucho este recorrido...un saludo y felices fiestas.

Mamen O. dijo...

Que tengas unas felices fiestas. Gracias por compartir con todos este pan nuestro de cada día que nos hace un poquito más "comunes". Un beso y feliz año.

Malena dijo...

Querida Mirta: Te deseo una feliz Navidad y que el 2011 te traiga salud, esperanzas, ilusiones y alegrías.

;il besos y mil rosas.

Abacab dijo...

Felices fiestas y próspero año nuevo Común!

Un fuerte abrazo.

Silvia dijo...

AMIGA:EXCELENTE POST..CUANTO TRABAJO..LUCHA Y ESFUERZO...
APLAUSOS PARA TODOS..
BESOTES
SILVIA CLOUD

elisa...lichazul dijo...

que moderno sistema ahora se usa para cosechar, yo tengo recuerdos casi prehistóricos de mi niñez cuando iba al campo y cosechaban el trigo y trillaban a llegua alzando con azadones la paja al viento:)

Muchas Felicidades!!
que la alegría inunde vuestra casa estos días así como el amor acompañe tus amaneceres
que el 2011 os traiga muchos sueños y versos para forjar

MentesSueltas dijo...

Hola, hace tiempo que no recorría los lugares tan especiales para mi… vuelvo dejando mi compromiso de retomar esta hermosa costumbre de visitarlos y disfrutar.
Los abrazo, con mi mejor energía y deseos de armonía y paz interior. Feliz Noche Buena y un excelente 2011.
MentesSueltas

PD: Disculpas por el mensaje masivo…

Alimontero dijo...

Hoooooooola Mirta, coincido con Elisa, Lichazul, tambien me "llevaste" a mi niñez, uffff! jajajaja y sí, el día de la cosecha era tal cual, las yeguas pisaban la paja y asi se separaba el trigo de la paja..,.,.. dejando una polvareda, lo que obligaba a los hombre a tomar como contratados, dada la sed con el calor.. ufff!

Hoy la tecnología llega a nosotros a través de esta bella entrada.. que oportuno y simbólico, no???

Muchas gracias Mirta!! eres un sol bendito!

Felices Fiestas y que la fuente universal te siga bendiciendo!

Ali

La Gata Coqueta dijo...

Suerte

Suerte; haberte encontrado navegando por el mundo oceánico de la blogosfera.
Suerte; haber conocido esta bitácora que hace realidad nuestro punto de encuentro cada semana, compartiendo palabras entrelazadas que forman poesías o experiencias varias...

Suerte; poder estar a tu lado en la recta final del año para despedirlo brindando con premura chin! chin!
Las copas en alto llenas de azucarillos de ilusión, semillas de fantasía, perlas de felicidad, almíbar de sueños y pétalos de esperanza.
Suerte; poder prestarnos las alas para continuar el vuelo el próximo año con las plumas bañadas por el haz del crepúsculo.

Suerte; haberte podio escribir estos párrafos que probablemente los puedas leer antes de la hora bruja, que va estar engalanada con las doce uvas, campanadas de fiesta, serpentinas y matasuegras...
Suerte; haber sentido la necesidad de visitarte para dejarte aromas de los lirios del valle con silabas de armonía y toques de aprecio, hasta el cercano día que volvamos a unir nuestras letras para disfrutar de su contenido...

María del Carmen
26/12/10

Abuela Ciber dijo...

Deseo que este año que comienza te traiga todas ellas!!!!!!!!!

Tres cosas irrevocables para la Vida son:Tiempo…Palabras…y Oportunidades

Tres cosas que no debes negarle a tu Vida son …Serenidad …Honestidad …Y Esperanza …

Tres cosas que son tu Elección …Tus Sueños …Tu Exito …Y tu Destino …

Tres joyas que se tienen en la Vida son…Amor …Autoestima …y Verdaderos Amigos …

Buen año 2011 para ti y tus seres queridos !!!!!!!

Natalia... dijo...

Gracias por compartirlo con nosotros, Mirti!!
Tal vez me anime y les muestre lo que hago yo en la temporada de manzanas y peras...me diste una idea!

Te mando un besazo enorme y un deseo de unas excelentes fiestas junto a tus afectos!

Chary Serrano dijo...

Me ha gustado mucho el reportaje. Me alegro que haya sido una buena cosecha.

Que tengas muy felices fiestas

comollegartraslasierra dijo...

Mirta
Luego de un 2010 muy positivo en el desarrollo de tu blog. Te deseo mucha Luz y Energía para que guíe tu sendero de desafíos en el año que se inicia.
Fuerte Abrazos de oso.
Raúl

Paula dijo...

Mirta, como incansable viajera que sos, supongo que ya tendrás lista la valija para seguir recorriendo nuestra patria en el nuevo año.
Tal vez el motorhome sea una pronta realidad (es mi deseo para vos)
Un abrazo de smile amarillo, Paula

JUAN dijo...

Mirta, ¿adónde se ha ido mi comentario?
Te puse hasta un cuento relacionado con el trigo: La era.
Bueno, pues que me ha gustado mucho esta entrada por los recuerdos que me traen. Y que eres una privilegiada por vivir y disfrutar de la Naturaleza.Te deseo para el próximo año mucha salud y felicidad. Un beso

Tadeu dijo...

La lluvia de la paz, la esperanza, la felicidad y el amor te atrape con el paraguas roto y el agua a todos los que están a tu alrededor. FELIZ AÑO NUEVO!

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

JUAN dijo...

¡Cuántos recuerdos me has traido con tu cosecha del trigo!
Hace un tiempo publiqué uno de ellos en mi blog. Te lo pongo aquí, con tu permiso:
LA ERA.

El sol pegaba con fuerza desde las diez de la mañana, tornándose insoportable a medida que avanzaba el día. En el cielo, los buitres volaban muy alto, pintando círculos invisibles sobre el lienzo azul, observando, curiosos y pacientes, a los hombres que se afanaban en la era del cortijo.


En un lado, los jornaleros aventaban la paja trillada con unas horcas, confiados en que el aire la llevara un poco más lejos, mientras que una lluvia de cereal caía en el suelo y formaba una duna de grano limpio. En otra esquina, otros hombres llenaban quintales de lona con el trigo recogido


En el centro estaba mi padre. Iba montado en el trillo y tiraba de las riendas de la yunta de mulos, soportando el fuego implacable del medio día con el rostro encendido y reluciente por el sudor que descendía desde la frente y cubría las mejillas delgadas y marcadas de profundas y prematuras arrugas, como tajos verticales, causadas por el esfuerzo, el hambre y las necesidades.


El sudor se deslizaba por su cuello hasta el pecho y la espalda y llenaba de rodales húmedos la camisa blanca, mientras él arreaba a los mulos, que giraban una y otra vez sobre la mies, aplastándola hasta expulsar el grano de sus vainas.

JUAN dijo...

A una docena de metros de la era se alzaba un viejo roble cargado de bellotas, habitado por algunas ruidosas y monótonas chicharras que guardaban silencio al menor movimiento bajo el árbol, a cuya sombra, sentado en el suelo sobre un saco vacío, que me servía también de cama para la siesta usando el zurrón de mi padre como almohada, yo observaba el ir y venir de los hombres.


—¡Juanito, trae el botijo! —me decía mi padre de vez en cuando.

—¡Voy, papá! —gritaba yo, cargando con el agua.



Y salía corriendo hacia él, seguido por un chucho hambriento que apareció una mañana en la era y se instaló en ella al olor de la comida. El animal me adoptó y me seguía como mi propia sombra adonde quiera que fuese.


Y luego, cuando a las dos de la tarde llegaba el burro con el caldero de garbanzos cocidos con papas y un trozo de tocino, todos los jornaleros se sentaban bajo el árbol, sacaban sus cucharas y platos de sus capachas o zurrones y daban cuenta de la comida rápidamente para poder echarse durante unos minutos la siesta antes de retomar sus labores hasta el anochecer.


Al ponerse el sol, los jornaleros que venían de muy lejos se cobijaban bajo el roble para pasar la noche sobre unos sacos, y los que vivían cerca se iban a sus casas a descansar hasta el amanecer.


También recuerdo las tardes que pasábamos en el rancho de los Panes, sentados bajo la parra, con las avispas rondando los gruesos racimos de uva moscatel que colgaban de los sarmientos cuajados de hojas verdes que, entrelazados en los alambres, formaban la techumbre del porche.


Y las serenatas con guitarras que les cantaban a mi madre y mis hermanas los chicos de La Teja, el rancho más cercano.


Al Norte, destacando en la cima de un monte, se alzaba la blanca silueta del cortijo de San Cristóbal, donde vivía D. Rafaél, el amo de las tierras. Al Este, la sierra de Ubrique, al Sur el Molino de Carvajal y detrás la sierra llamada hoy Parque Natural de los Alcornocales. Detrás de mi casa, a una legua hacia el poniente, estaba el pueblo de Algar.



Sesenta ajetreados años me separan de aquellos días, pero esas imágenes persisten, imborrables, en mi memoria. Son las más bellas de mi infancia y se quedaron grabadas a fuego en mi mente el día en que toda la familia, con ojos lagrimosos, se montó en el coche de Los Amarillos y emigró al norte.
Foto tomada por este autor del monumento dedicado por los algareños a sus emigrantes en la plaza de Algar.



Mis padres yacen juntos en una tumba del cementerio de Alfafar, un pueblo del extrarradio de Valencia donde también nacieron mis hijos.

Descansad en paz, queridos padres.

¡FELIZ NAVIDAD, MIRTA!

MAR dijo...

Que interesante!.
Hey amiga, feliz 2011 y feliz vida.
Un abrazo enorme.
mar

Catalina Zentner dijo...

Voy a saborear el pan de cada día, pensando en alguien poco común y gran persona, amiga.

Abrazos, feliz año 2011

Stanley Kowalski dijo...

Querida Común! Gracias por compartir este año conmigo.

Sos una mujer encantadora y admirable!

MUCHAS FELICIDADES Y QUE TU 2011 SEA FANTÁSTICO!!!!!!!!

BESOTES HERMOSA Y HASTA EL AÑO PRÓXIMO!!!!!!!!!!!

Kike dijo...

¡FELIZ 2011 Mirta!!!!!!!!!!!
Que tengas un brillante año.
Gracias.
Un enorme abrazo.

il Franchese dijo...

Buen día Mirta:
Por estos lares la cosecha de trigo es sinónimo de fin de año. Acá recién esta comenzando la trilla. La zona de Tandil (no creo estar equivocado)es la última en la provincia.
Que tengas un muy buen 2011
Un abrazo
Héctor

Manuel Sánchez Acero dijo...

Muy interesante el proceso trigal ;)
Paso a desearte un feliz fin de año!!

Mis mejores deseos,

Manu UC.

Anakonda61 dijo...

¡Feliz Año Nuevo!
Muchos besos y un brindis por el 2011 desde La Mano Invisible

Volver a Escuchar dijo...

Mirta, como siempre un muy buen trabajo.
Que tengas un muy buen 2011 como para todos visitantes a tu blog.
Un gran abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Fisuras las contiene el viento
y el alma que derrama el suspense

¿quien puede sobreponer el mañana?
¡¡Yo no!! ¿Y tu?

Posiblemente sea un vago capricho
aquel que nos hace seguir...

sendas bajo el mismo palio
pienso luego existo...

me acurrucan los sentidos
no los sentimientos

luego sigo el bagaje
de las garzas en el desierto...

...posible ser un pasaje incierto...

María del Carmen

PD/ Que los Magos Reyes
sean muy gentiles contigo.
TQ.

Susymon dijo...

Qué buen proceso Mirta, pocos lo conocen , salvo los que estamos cerca de zonas rurales. Una labor que garantizará el pan del año.
Te mando un beso enorme y los mejores deseos para este 2011.
cariños Su

icue dijo...

Tu entrada de hoy sobre ete tipo de trabajo me ha venido muy bien, me ha acercado a Dios, ¿as pensado que ese trigo un dia será la harina que se convierta en la forma que consagrada es el Cuerpo de Cristo?, que nobleza encierra ese trabajo.
Con gra afecto